sábado, 7 de junio de 2008

Trompe Le Monde (1991) - Pixies

No recuerdo bien cuándo descubrí a los Pixies. Se que no fue con el “Trompe Le Monde” ya que antes los había oído en una cinta que tenía mi hermana con el Doolitle (1989) por una cara y el Seven (1992), de James, por la otra. El contenido de esa cinta supuso uno de los puntos musicales de inflexión que educaron mi oído para convertirlo en lo que es ahora. ¡El Seven de James y el Trompe Le Monde de los Pixies en un mismo cassette! En esa cinta, nunca olvidaré la extraña relación que se me ocurrió entre la canción “There goes my gun” y la serie de Doctor Who ¿tiene alguna maldita relación? El caso es que la intro de la serie me recuerda al principio de la canción... No lo sé, pero cada vez que empieza me imagino una estrambótica cabina de teléfono roja sobrevolando el parlamento de Londres.

Pero tenemos entre manos el Trompe Le Monde, el último disco de estudio de los Pixies y el más pulido. Este vinilo llegó también a mis manos a través de mi hermana Sonia, que a su vez lo conoció por su amigo Güeris, españolización de la expresión Where is en alusión a la canción "Where is my mind" del “Surfer Rosa” (1988) de los Pixies y apodo con que se conocía a dicho sujeto que, de tanto fumar canutos, no sabía ni dónde tenía la cabeza. Recuerdo y reconozco que no lo escuché con mucho ahínco hasta que se lo compró en CD tiempo después mi doctorado en música, Fermín, y me lo dejó. Entonces, me cautivó de los pies a la cabeza y de la punta de la nariz a la de los dedos.

Algo que me gustaría destacar de los Pixies en general y, por lo tanto, del Trompe Le Monde, es el curioso contenido de sus letras. Elegir un tema para hablar del trágico final de uno de los extraterrestres de Roswell (Motorway to Roswell) o dedicarle otra, Alec Eiffel, a Alexandre Gustave Eiffel:
Little Eiffel stands in the archway
Oh alexander I see you beneath
The archway of aerodynamics

O relatar el camino hacia la extinción de un punkarra (Sad punk) no tiene desperdicio. Por cierto, la última estrofa de esta canción dice “I read something about a son of a gun named extinction” ¿Habrá alguna relación Vaselines-Nirvana-Pixies? No olvidemos que Kurt Cobain, fan confeso de los Pixies, reconocería la gran influencia que el grupo ejercería en Nirvana. Y todo ello rodeado de la genialidad y simplicidad de los Pixies, si bien, como ya he dicho, en este disco subieron un escalón más técnicamente hablando.

Un gracioso recuerdo que tengo de la canción homónima que abre el disco se desarrolla en la terraza del piso que mis padres tenían en Benidorm y donde estaba con mi amigo de la playa Michel echando un petilla (varios, imagino, por la historia que me monté) y según sonaban sus rápidas y díscolas guitarras me imaginé que él y yo echábamos a volar desde dicho balcón y surcábamos el mar Mediterráneo a ras del agua a una velocidad de espanto. ¿Habéis escuchado esas guitarras? Son una locura. Cierto es que en ese agosto de 1993, 94, 95, 96, ó 97 ¡ya no lo recuerdo! no sólo llegó THC a mi cerebro con lo cual la alucinación seguramente tuviese un principio activo químico claramente delimitado en el tiempo (la noche anterior) y en el espacio (la fría arena de la playa de Poniente)

Y para terminar dejaré una pequeña crítica y unos regalos. En cuanto a la crítica diré que cuando escuchaba a los Pixies en los años noventa, tenía un concierto de 1988 en Zurich que me volvía loco pero como ya se habían separado pensé que nunca podría verles en directo. Así llegó 2004 cuando se reunieron para hacer una gira (y sacar un dinero) y los vi en Festimad en 2004 (el último que se celebró en el parque del Soto, en Móstoles y el último de calidad) y en Paredes de Coura en 2005 y no me impactaron tanto como pensé siendo ambos grandes directos, eso sí, pero vi a unos Pixies algo fuera de lugar. Cierto es que en directo nunca han sido la alegría de la huerta pero bueno. En definitiva, que hubiese disfrutado mucho más de haberlos visto en 1988, vaya. Y en cuanto a los regalos, aquí tenéis una actuación en el show de David Letterman (qué grandes grupos ha llevado siempre este hombre a sus programas) junto con la banda del programa que, por cierto, dejan de lado a Dave Lovering y a Kim Deal. Una curiosidad, el bajista de la banda de Letterman es clavadito a Mark Arm, el de los Mudhoney ¿Que no? Aquí, una entrevista en el 120 Minutes donde tocan U-Mass y Planet of sound. Y por último

A destacar:

  • El final de Alec Eiffel
  • La pérdida de papeles de Subbacultcha y el enlace con la hermosa Distance Equals Rate Times Time
  • La letra de Motorway to Roswell

Buque.

Crítica publicada el 7 de junio de 2008

11 comentarios:

Anónimo dijo...

"son of a gun" es una canción de The Vaselines de su disco "The Way Of The Vaselines", Kurt era aun más fan de este grupo,(a su hija Frances le puso el nombre de la cantante)...y supongo que a los Pixies tambien les molaban...debe ser cosa de genios...que saben valorarse los unos a los otros...y The vaselines tenian eran muy bien considerados...aunque no por el gran publico.

El sucedaneo actual de este grupo se llama en la actualidad The Kills...una copia de todo a cien.

El Trompe le monde...que decir...a mi me recuerda a la ciudad de Zurich... estando de aventuras lisergicas con una panda de psiquiatras, filosofos, escritores e inventores...todo muy bohemio y misterioso.

Fermín dijo...

La cinta de Zurich! Alucinante, recuerdo aquello como una bendición, un descubrimiento. Me llegó a obsesionar (recuerdo comprarme los 4 discos en una misma semana y querer más y más). Los escuché de pe a pa, los desgasté y todavía los conservo en sus cajas de CDs, destrozadas y complentamente rallados. Mis recuerdos son de días de verano, terminados los exámenes, por la mañana, en la habitación de Buk, antes de bajar a la piscina, escuchando "Crackity Jones"... lo pillamos tarde, pero como lo pillamos...
Para mi Trompe le Monde es el disco más grande de los Pixies. Están en su momento creativo más inquietante y sacan unas melodías muy trabajadas, un disco muy elaborado, quizá con la mejor producción de todos, y sin perder esa categoría de sonidos bestiales postpunk que muchos asocian al rollito lo-fi (muchos gilipollas, con perdón). Sinceramente me impactó más que doolittle y bossanova, a lo mejor sus dos o tres mejores canciones no están aquí, pero el conjunto es tan perfecto, que no creo que haya un disco igual. De las canciones del Trompe le Monde, destacar TODAS, y entre todas, probablemente, mi preferida: U-Mass
No coincido contigo en que los conciertos del reencuentro fueron un tanto decepcionantes, porque el primero, el del Festimad, me pareció excelente. Y el buen rollo que muchos esperaban NUNCA existió en los Pixies, y NUNCA lo tuvo el señor Frank Black, que es un tío gordo, feo y desagradable, que no fue un rockstar porque geffen nunca creyó que tuvieran tirón. Gracias, geffen, porque ahora son leyenda.
Frank Black (ahora como Black Francis) sigue sacando discos acojonantes (escuchad por favor el SVN Fingers), para muestra un botón:
http://www.youtube.com/watch?v=ugFvzM0FGz8

Buque dijo...

¡Qué curioso! Cuando Fermín y yo estabamos hipnotizados por la cinta del concierto del 88 en Zurich, Alberto andaba escuchando el Trompe Le Monde en Zurich... Me lo estoy descargando pero no hay muchas fuentes.
Por otro lado he de decir que otro gran recuerdo para mí es el Bossanova que te compraste, Fermín, y cómo tuve que esperar ansioso a que lo escucharas una y otra vez para poder tenerlo yo unos días y no andar con la cinta para arriba y la cinta para abajo. Del Bossanova destaco, sin duda, The Happening con ese incomparable final.
Lo cierto es que de Frank Black en solitario tan sólo he escuchado el primer disco Frank Black (1993) y de siempre me ha encantado: Los Angeles, Hang on to your ego, de los Beach Boys... El resto, y hay un montón, los tengo ahí en el tintero esperando a ser escuchados algún día pero ¡¡tengo tantos discos y tantos grupos en esa situación!!
Gracias, Fermín, por ser el puente entre estos genios y yo.

demon dijo...

Excelente Blog...

elultimoze.blogspot.com dijo...

Muy bueno el articulo, creo que la primera ves que escuche Pixies fue con el disco Doolitle, me parecia haber emcontrado algo que siempre anduve buscando en ese disco, cuando me presentaron Trompe Le monde no podia creer el temazo que habria el disco, Pixies excelente escuela. Saludos
hugoaac@gmail.com

radiator dijo...

Autentico DISCAZO, si señor, y pensar que muchos fans le consideran una obra menor de los Duendecillos... Ya lo decia Bowie "Nunca flojearon, incluso al final ahí estaba U-Mass" ... Uno de los grupos más grandes del ROCK, (así, con mayúsculas). Imprescindibles. Doolittle es un album perfecto, al igual que Surfer Rosa, come on Pilgrim es todo un cañonazo teniendo en cuenta que es su puesta en escena, y Bossanova, éste si, a mi entender, un poco más flojo, aún tiene temas por el que muchas bandas sacrificarian a algún miembro. Larga vida a los Pixies!!! Fuckin´DIE!!!!

Anónimo dijo...

Gracias por el post, nunca me canso de reencontrarme con los Pixies. Yo por edad los conocí en el 96, y como tu, los vi en Festimad y Paredes. Y sabe Dios que intenté verlos mil veces más y fue imposible. No coincido mucho en tu análisis:

En Festimad simplemente viví un sueño que nunca soñe realizar, sonará muy idiota pero se me saltó alguna lagrimilla...

Y en Paredes....ese escenario natural, esa luna llena en todo lo alto, esa sensación de saber que el 90% estaban allí solo por ellos...bueno no se como explicar lo que sentí en esos dos conciertos!

Saludos

Buque dijo...

Sí. La verdad es que recuerdo el momento de espera al concierto de Paredes de Coura con una nostalgia especial. Para mí estuvo mejor que el del Festimad aunque he de decir que yo mismo estaba bastante mejor en Paredes que en el Festimad ese año...

Aún así me alegro de poder decir que he visto a los Pixies en directo, aunque no fuese en los años 80 ó 90 pero los he visto. Lo mismo me ha pasado con grupos como Pearl Jam, Alice In Chains, REM o Heroes Del Silencio.

¿Viniste conmigo a ver a los Pixies? ¿Nos conocemos?

Anónimo dijo...

Kurt estaba enamorado de Kim, eso es de dominio público.

Al.-

Buque dijo...

¿Cobain enamorado de Deal? No tenía ni idea. Siempre pensé que con quien realmente había rollo era con la otra Kim, la Gordon, de Sonic Youth. ¿Cómo sabes eso?

Os mando una foto de ellos:

Anónimo dijo...

por favor!!! necesito en forma urgente y desesperada bajar este disco... me ayudas?? x fiiiii..jajajaj!! te dejo mi correo junnee1@hotmail.com