lunes, 2 de marzo de 2009

Temple of the dog (1991) - Temple of the dog

Era, sin duda, el momento idóneo. Decididamente, el año perfecto y los actores adecuados para sacar un disco tan lleno de sentimiento y de calidad improvisados como este “Temple of the dog” El motivo de la aparición de este grupo fue la muerte de Andrew Wood, cantante de “Mother love bone

Los créditos del disco son muy significativos del por qué y el cómo del mismo: [...] Andrew Wood, who lived with Chris, worked with Jeff, + played an ocasional acoustic set with Stone. Green river broke up + Andrew joined Stone + Jeff. ...Mother love bone. Life was great. Soundgarden made records, toured, ¿pocked? hard, flourished. Mother love bone made records + and was on the verge of... And we all lost our beautiful friend, Andrew. The rest of us hung. Told stories. Helped each other, laughed, cried. Life was confusing. Chris wrote two amazing songs about Andy (Say hello to heaven and Reach down, asked Stone + Jeff + Matt 2 record them. Yes. Life moves on. We jammed. Guitar wizard, master of animal sounds Mike came by. We did coffe. We huge carcass-less meals with cyclops and drank with septiem + the other Gods. Music flowed, we got excited, played a show, wrote more songs + peeled in a(n) 10 pounder. ...In a good way. 10 songs. Spontaneous. Creation. Emotion. Very pleasing. Real music. No analyzing. No pressure. No hype. Just music to make music. Frineds and a reason. Chemistry. Beauty. LIFE RULES!

En definitiva, Matt Cameron (batería de Soundgarden), Mike McCready, Stone Gossard y Jeff Ament (guitarristas y bajista de Pearl Jam) y Chris Cornell (voz de Soundgarden) andaban sumergidos en los orígenes de la inminente explosión de Grunge y decidieron hacerle este homenaje a Andrew Wood. Así, entre noviembre y diciembre de 1990 se juntaron con un par de ideas de Cornell (autor de la música de 7 de las 10 canciones y letrista de todas ellas) y dieron forma y vida a este estupendo disco que, pese a tener pinceladas tanto de Pearl Jam (guitarras) como de Soundgarden (batería) tiene una personalidad marcada por influencias nada afines a las de la música que se hacía y se siguió haciendo en el Seattle de principios de los años 90. Así, en este disco se aprecian instrumentos, voces y bases con reminiscencias clásicas de rock, blues y hasta folk americano. Música encontrada en las raíces como queriendo decir a quien lo escucha que el dolor que lo ha originado está muy muy dentro de sus autores. Pero no es un disco triste; La tristeza está claramente representada en “Say hello 2 heaven”, “Hunger strike” o “Call me a dog” pero también hay un espacio para la energía en “Pushing forward back” o “Your saviour

Yo conocía la existencia de esta grabación pero tan sólo había oído “Hunger strike” en un directo de Pearl Jam que se compró Jacobo (¿te acuerdas, Jako? Ese disco de “Live & Alive vol 2.” que luego me regalaste) en la que Vedder cantaba a capella un par de estrofas junto con el público. Creo que un tiempo más tarde escuché otras cuantas canciones en una cinta que tenía mi primo... En definitiva, que haciendo gala de lo que significaba en esos años para un adolescente como yo: un disco de esos raros y difíciles de tener en una época sin Internet y todo lo que eso supone (P2P, eMule, MySpace etc.) tardé bastante tiempo en tenerlo al completo, y mucho más tiempo en comprármelo original (hace unos pocos meses, de hecho)

A destacar:
  • El final de Your Saviour.
  • El intercambio de riffs entre Mike McCready y Stone Gossard en Reach Down que prolonga la canción hasta 11 minutos.
  • La escueta pero directa letra de “Wooden Jesus
Buque.

Crítica publicada el 03 de marzo de 2009

4 comentarios:

fred dijo...

Bien hecho, Antonio.
Música llena de sentimientos, como decís.

Qué bueno que hayas podido conseguir el disco ¿no es como saldar una deuda con el adolescente que uno fue?

Ya mismo me pongo a escuchar los temas a los que linkeás.

saludos!

Buque dijo...

Es alucinante pensar en que en ese 1991 Cornell, Vedder, Ament y compañía tuvieran creatividad suficiente para sacar los mejores discos de la década y de lo que iba a ser un simple single de homenaje a Andy Wood les saliese este pedazo de álbum... Yo, cuando vi el disco en la tienda no me lo pensé. Es como tener un tesoro en casa. ¡Un abrazo, Fred!

Jacobo(jako) dijo...

Caramba, al final si que te estas quedando con todos mis discos de Pearl Jam(entre el Viatalogy que te regale, este de rarezas, el Ten que me robaste, solo me queda el versus, que a saber donde esta).

Realmente este disco esta bien, no le coronoria como joya inmortal e imperecedera, pero me gusta, que no es poco. Aunque soy mas de Alice in chains.EStos en el 1991, que hacian.

Besos y abrazos.

Buque dijo...

Pues he de decir que tengo un VS original en casa y que no recuerdo su procedencia... ¿Será el tuyo?

Alice In Chains publicaron su "Facelift" en 1990 y su "Dirt" en 1992. Una pena para este blog pero bueno, que es la misma época y la misma magia.

PD. El Ten que tengo era de Michel, con quien soñé el otro día, por cierto.