jueves, 9 de octubre de 2008

Black Album (1991) - Metallica


1991, con 15 años conocía a Metallica que por entonces editaban su quinto vinilo, pero no dejaban de ser, a mis infantiles ojos, unos peludos que no me llamaban la atención. Pero cuando realmente me calaron hondo fue tras la edición de este disco y, sobre todo, tras la visualización en la televisión de videos como “Enter Sandman”, “Sad But True” (adoro este video, con esos ojos de Hetfiled y esos fans volviéndose locos) y “Nothing Else Matters”, sobre todo éstos dos últimos que, tras grabarlos de la MTV me los ponía una y otra vez. Este detalle es una clara muestra del cambio radical que vivió el sonido de la banda con este disco y que les valió numerosas críticas por parte de sus más clásicos y greñudos fans.

El popularmente conocido como “Black Album” (1991) tuvo un montón de singles, hasta cinco, de lo que se deduce que fue un verdadero éxito al que Ulrich & Co. supieron sacar partido con una impresionante gira de 4 años que empezó en octubre de 1991 y terminó en agosto de 1994, llegando a tener, Metallica nunca se han cansado del directo, una pequeña continuidad entre agosto y diciembre de 1995 llamada “Escape from the Studio '95” cuando ya grababan su siguiente álbum “Load” (1996). Como anécdota diré que en 2006 repitieron la misma fórmula cuando ya grababan su disco "Death Magnetic" (2008) con "Escape from the Studio '06" Concretamente entre el 12 de octubre de 1991 y el 4 de julio de 1993 Metallica permaneció tan sólo 77 días sin estar en la carretera. Con ésto quiero dar énfasis a la que para mí es una de las mejores giras de todos los tiempos que, junto con el ZOO TV de U2, adornan el especial momento musical que se vivió a lo largo de todo el planeta en el principio de la década de los 90. En 1993 y para poner la guinda a esta espectacular gira, editaron la caja “Live Shit, Binge And Purge” con tres horas de audio, cinco de video y hasta un nudo del pelo de James Hetfiled dentro de una réplica de uno de los baúles de gira del grupo ¡Delirante! En junio de ese mismo año, Metallica actuó en el campo del Rayo Vallecano en Madrid bajo un manto de agua de impresión. Yo lo vi en video y la envidia no me dejó tranquilo hasta que tres años más tarde, en 1996, les vi en el estadio de La Peineta junto a mi Fermín y mi Guillermo El conquistador” teloneados por Corrosion Of Conformity y Soundgarden ¡Casi nada! Y para terminar con el apartado de la fabulosa gira de Metallica con motivo de su “Black Album” hablaré del escenario en la gira “Wherever I May Roam Tour” en los arenas de EEUU y Canadá que, en forma de diamante, se situaba en el centro del recinto y que tenía dentro del mismo un área reservada para unos pocos fans, llamada “Snakepit”, nido de serpientes o manicomio donde ¿Cómo no volverse loco? En la caja “Live Shit, Binge And Purge” (1993) están los planos y aquí podéis ver dónde estaba (aunque Hetfiled y su voz están terribles...) o también aquí

Este "Black Album" se inicia con uno de los primeros riffs que me aprendí en guitarra, el de “Enter Sandman”, para poder acompañar a mi amigo Michel en las tardes/noches de la playa en Benidorm con la guitarra española de mi hermana mayor. Detrás de este riff llegaron el resto de riffs del álbum que apostaría por decir que son los que más gente se han aprendido con sus guitarras en todo el planeta. Yo mismo, por ejemplo, he de decir que este disco ayudó, sin duda, a que me gustara de verdad tocar la guitarra porque era una pasada tocar sus canciones a dos guitarras y que aquello sonara bien. Luego llegaron los “Contortus” con Jaume, Fer y Jacobo y ese gusto se convirtió en adicción. Lástima que al final nunca saliésemos del local de ensayo...

Y poco más voy a decir de este estupendo disco. Que revela la maestría de sus creadores y cómo supieron convertir su fama dentro del mundo del Thrash en fama estelar a nivel mundial haciendo temblar los cimientos de los arenas y estadios de todo el planeta con una mezcla de sonidos duros, melodías y riffs para recortar y pegar en la pared.

A destacar:

  • La limpieza del bombo en todos los cortes. (El primer doble bombo al que presté atención)
  • Los seis minutos largos de "The Unforgiven" cargados de emoción.
  • El poner “Through The Never” justo delante de “Nothing Else Matters” y convertir en esos diez minutos en un contraste cojonudo entre el más veloz heavy y la más hermosa balada.
  • La pedazo de gira de cuatro años. ¿Cuánta gente habrá podido ver a estos tipos en directo desde 1981?
Buque.
Crítica publicada el 20 de octubre de 2008

14 comentarios:

Norbu dijo...

Buena crítica, primo.

No podría no-añadir a la misma una mención al corte nº11 del disco: "My Friend of Misery" (http://www.youtube.com/watch?v=8lxW2F9deJE)
Para mi una de las mejores canciones de todo Metallica...

Un abrazo!!

Buque dijo...

Vaya, Norbu, tú siempre buscando cosas inusuales, jeje. Muy curioso que esa canción te parezca de las mejores de Matallica. Por cierto, nuestro Rafa, de Sevilla la Nueva, ha hecho un comentario en la crítica del Badmotorfinger de Soundgarden sacando su vena setentera. Pincha aquí

fred dijo...

Bien hecho, Buque. Totalmente de acuerdo: memorable la gira Zoo Tv de U2, y el registro de la gira de Metallica, Live Shit.

En estos días salió disco nuevo de Metallica, pude ver el video con el corte de difusión y a ellos tocandolo en vivo en MTV (en México): si todo el disco nuevo es así, diré que los prefiero componiendo y grabando buenas canciones que volviendo a los juegos de artificios trash-metal.

rockinandblogin dijo...

te voy a contar una anecdota relacionada con Metallica que me ocurrio...
Era en el antiguo Palacio de los Deportes, el que se quemó, y acababa de ver a Robert Plant que teloneaba a Lenny Kravitz, creo que en la gira de "Are You Gonna Go My Way" para situarte, en fin yo iba más a ver a Robert que a Lenny, así que cuando acaba la actuacion de Plant me salgo a los pasillos a tomarme una birra con los colegas. Mientras estan pidiendo veo a lo lejos un figura super alta con sombrero de vaquero andando bastante rápido. Me pasa por la mente que es James Hetfield, pero enseguida pienso que que coño haria James en un concierto de Kravitz !!!! Pero no dejo de mirar y efectivamente es el !!!! la gente se va girando despues de reconocerle hasta que llega a mi altura y tragando saliva decido saludarle. A eso que se me adelanta un gótica gorda que se cuelga de su brazo, a lo que el la empuja y la estampa contra la pared !!!!!! jajjajajajajaja la piba no se le quitaba la sonrisa de la cara !!!!! le seguí un rato hasta que se metió en la zona VIP. Despues vendria esos abominables álbumes poppies y ya me explque lo de su presencia en ese concierto de Lenny Kravitz.
Phil

Ferminus dijo...

Gran álbum. Mi brillantismo pop casi no me dejaba escuchar cosas consideradas más heavys, pero reconozco que este disco me abrió las puertas de un mundo más óscuro y a veces más divertido. Recuerdo unos sanfermines en Pamplona escuchándolo en un walkman aiwa con Enter Sandman a todo volumen. Luego vendrían RATM, Machine head, Korn, Biohazard y todos esos grupos que no hubiese escuchado de no ser por el álbum negro. Una birra por Metallica (por el símbolo, pero nunca por Hetfield que es un ser mezquino, cobarde, pecador). Buki, en breve te referencio en mi blog, la madre de todos los blogs...

Buque dijo...

Graciosa anécdota, rockinandblogin, y muy curioso que estuviese Mr. Hetfield en Madrid viendo al pelmazo de Kravitz... Bueno, ya se sabe que entre estrellitas hay amistades de lo más extrañas, basta con ver cómo se llevaban en su momento Axl Rose y Elton John cuando hacían la tijera con sus pianos

Buque dijo...

Ja ja. Tu "brillantismo" (y bastante oscurete, a veces) pop necesitaba un poquito de energía, distorsión y mala leche. Menos mal que supimos entregrnos el uno al otro lo que necesitaban nuestros respectivas orejas.

Anónimo dijo...

Qué grandes joooder!!!!. Todavía se me ponen los pelos de punta al recordar el concierto de Metallica en el campo del Rayo, era un jodido crío. The Cult, Suicidal Tendencies y the Four Horsemen en directo. Los Contortus tio...que te voy a decir que tu no sepas, ibamos para estrellas, una pena que las drogas y las envidias ante tanta pasta separaran el grupo.

Saludos y a seguir con el Blog que está de puta madre.

Jaume.

Buque dijo...

Ja ja ja. Si es que las drogas nunca le fueron bien a las estrellas de rock. Yo creo que Jacobo nos tenía envidia, por eso boicoteó la firma de discos de Madrid Rock en el 97 ¿Recuerdas? Por cierto, acabo de pillar dos entradas para verlos en julio de 2009 en el Palacio de los deportes de Madrid. ¡¡¡VAMOS!!!

Mattt dijo...

Tenía yo 12 años y con este disco comenzaba a escuchar rock "pesado". Me estaba hacien hombre, jaja. Recuerdo que sentía muy pulenta escuchándolo. Y bue, era un niño. Pero de todos modos, este es un disco de esos que cierran por todos lados y que acercó al heavy metal al mainstraem.
Saludos.
pd: fijate que en Querido Rock hay un llamado a la solidaridad. Si podés hacer algo...

Anónimo dijo...

Lo siento compañeros, pero no soporto el éxito de mis adversarios, ni de mis compañeros. Ibais para vendidos del metal, en 10 años estarias haciendo baladitas, y preferí hundir el barco, antes que convertirlo en un crucero superventas.

En cuanto a metallica solo decir: oh, yeah!.

Miki dijo...

¡vaya disco!, es una obra maestra, para mí uno de los más grandes de todos los tiempos. No sabía que era del año 1991, de hecho cuando he visto el título del blog, me he quedado sorprendidísimo y me he dicho ¿se le va a quedar un poco corto al cahaval no?.
Pero ya me he dado cuenta de que nó.
por cierto, este año veo a los Metallica. ¡que ganacas!

Buque dijo...

Me encanta un comentario en la introducción del blog de mgdrums que dice que después de escuchar este disco con 11 años "paró la pelota y fue más exigente con la música"
Una definición acertadísima.

galko dijo...

Tu y yo compartimos recuerdos, generación, seguramente razonamientos... jaja. La gira Zoo TV de U2, lo más grande que he visto en mi puta vida, en el Calderón, con 13 añitos. A Metallica tuve que esperar para verles hasta 2003, y este año he vuetlo a repetir hace dos días. El album negro, igual que el Achtung Baby, son dos obras capitales en mi vida. Rock on! Y por cierto, ¿te apetece un intercambio de links con mi web? Creo que te podría gustar, jeje. Ya me cuentas.